El aceite contaminado causa el 90% de todas las fallas de la máquina y el tiempo de inactividad.
Los fluidos hidráulicos se encuentran en el corazón de cualquier tipo de equipo de fabricación.
Este aceite debe ser filtrado, analizado y reemplazado. Y a pesar de todo esto, las compañías todavía sufren un tiempo de inactividad durante el cual las bombas, válvulas, cilindros y sellos necesitan ser reemplazados.
La contaminación en el aceite no se puede evitar y es una parte integral de cada sistema hidráulico.


Los sistemas de purificación Triple R están diseñados para remover efectivamente todos los contaminantes tales como: contaminacion


Incluso el fluido hidráulico nuevo está sucio y, por lo general, contiene más de 75,000 partículas sólidas> 5μ por 100 ml. Las bombas, válvulas, tuberías, mangueras, intercambiadores de calor y tanques de aceite traen suciedad del fabricante.

El desgaste abrasivo, la fatiga y la erosión causan contaminación adicional cada vez que las partículas de suciedad circulan a través del sistema a alta velocidad y a alta presión. Las partículas de suciedad del aire circundante, que ingresan a través de los respiraderos del depósito y las juntas de los cilindros, aumentan la carga de contaminación del sistema. La condensación causada por cambios en la temperatura y los sistemas de refrigeración de aceite con fugas contaminan el aceite con agua.

Una combinación de partículas metálicas (que actúan como catalizadores), agua y oxígeno a temperaturas relativamente altas dará como resultado una oxidación acelerada y aumentada del aceite. Durante este complejo proceso de oxidación, la polimerización causa estructuras moleculares pegajosas, que normalmente llamamos "lodo". Estas sustancias resinosas son de color oscuro (una de las razones por las que el aceite se oscurece después de un período de tiempo) y dejan depósitos en todas las partes del sistema hidráulico.

contaminacion